CINE: MI AMIGO MR. MORGAN. SANDRA NETTELBECK

Mr Morgan              Me gusta pensar que el cine se inventó para que pudiéramos disfrutar de las interpretaciones de los grandes actores como Michael Caine. Su presencia en el reparto de una película es motivo más que suficiente para acudir al cine. En Mi amigo Mr. Morgan (M. Morgan’s last love), 2013 de la directora Sandra Nettelbeck, Caine le da peso y credibilidad a la historia que la directora quiere contar.

            Posiblemente este trabajo no va a ser por el que pase a la posteridad, con el que se van a quedar sus admiradores, sin embargo es capaz de darle vida a un viejo profesor, viudo, viviendo del pasado y sin un futuro a la vista, salvo el de las rutinas (recoger el periódico, comprar su almuerzo donde siempre) que no enriquecen, sino casi lo contrario. En este papel, Caine llena la pantalla, atrae al espectador con sus gestos, su cuerpo y mirada cansina, contemplando el vacío sentado en el borde una cama. Sus registros son múltiples y por lo tanto gratificantes, porque de ese viejo profesor vamos a ver otra cara.

            El señor Morgan busca la autodestrucción para paliar la soledad en la que está inmerso y al que una espiral de abandono lo encamina hasta ese punto en que quiere dar con sus cuadernas contra cualquier acantilado para terminar ahí sus días, sin embargo como una playa luminosa, como una grieta por donde entra la luz, como dice el propio Mr. Morgan es el encuentro con Pauline, una joven, también profesora, (no digo más) y para nuestro protagonista la vida tiene otro rumbo, giro que le da un aire distinto, una brisa fresca desde ese encuentro casual.

            La directora resuelve esta historia de una forma que yo no comparto, pero como es su historia bien vale su final y si tienen oportunidad y ganas, como casi siempre ocurre, se presta para el debate y la discusión el cierre de esta trama. A pesar de no compartir el final, la película tiene mucho encanto, entre ellos y muy importante, la interpretación de Michael Caine, así que si lo ven oportuno no dejen de verla.

            Ah, se me olvidaba, la versión doblada que ofreció el TEA, Espacio de las Artes era de poca calidad en los subtítulos, algo que tienen que cuidar para ofrecer una versión original en condiciones.

Cuidado con la mano (si ven la película lo entenderán)

Otro Michael Caine, joven pero igual de buen actor El cuarto protocolo

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: