Posts Tagged ‘Cine’

CINE: MI AMIGO MR. MORGAN. SANDRA NETTELBECK

28 septiembre, 2014

Mr Morgan              Me gusta pensar que el cine se inventó para que pudiéramos disfrutar de las interpretaciones de los grandes actores como Michael Caine. Su presencia en el reparto de una película es motivo más que suficiente para acudir al cine. En Mi amigo Mr. Morgan (M. Morgan’s last love), 2013 de la directora Sandra Nettelbeck, Caine le da peso y credibilidad a la historia que la directora quiere contar.

            Posiblemente este trabajo no va a ser por el que pase a la posteridad, con el que se van a quedar sus admiradores, sin embargo es capaz de darle vida a un viejo profesor, viudo, viviendo del pasado y sin un futuro a la vista, salvo el de las rutinas (recoger el periódico, comprar su almuerzo donde siempre) que no enriquecen, sino casi lo contrario. En este papel, Caine llena la pantalla, atrae al espectador con sus gestos, su cuerpo y mirada cansina, contemplando el vacío sentado en el borde una cama. Sus registros son múltiples y por lo tanto gratificantes, porque de ese viejo profesor vamos a ver otra cara.

            El señor Morgan busca la autodestrucción para paliar la soledad en la que está inmerso y al que una espiral de abandono lo encamina hasta ese punto en que quiere dar con sus cuadernas contra cualquier acantilado para terminar ahí sus días, sin embargo como una playa luminosa, como una grieta por donde entra la luz, como dice el propio Mr. Morgan es el encuentro con Pauline, una joven, también profesora, (no digo más) y para nuestro protagonista la vida tiene otro rumbo, giro que le da un aire distinto, una brisa fresca desde ese encuentro casual.

            La directora resuelve esta historia de una forma que yo no comparto, pero como es su historia bien vale su final y si tienen oportunidad y ganas, como casi siempre ocurre, se presta para el debate y la discusión el cierre de esta trama. A pesar de no compartir el final, la película tiene mucho encanto, entre ellos y muy importante, la interpretación de Michael Caine, así que si lo ven oportuno no dejen de verla.

            Ah, se me olvidaba, la versión doblada que ofreció el TEA, Espacio de las Artes era de poca calidad en los subtítulos, algo que tienen que cuidar para ofrecer una versión original en condiciones.

Cuidado con la mano (si ven la película lo entenderán)

Otro Michael Caine, joven pero igual de buen actor El cuarto protocolo

Anuncios

CINE: LOS NIÑOS SALVAJES. PATRICIA FERREIRA

23 septiembre, 2014

             Los_ni_os_salvajes-119700629-large  Cuando los adolescentes viven en un mundo paralelo, su mundo, al de sus padres, pueden pasar cosas como las que relata Patricia Ferreira en Los niños salvajes, 2012. Entrelazando las historias de sus protagonistas, dos chicos y una chica, en sus entornos habituales (casas, instituto, lugares de botellón, etc.) construye un relato en trazo grueso, creo que para dejar al espectador que ponga de su cosecha y perfile a los adolescentes y de camino vea rasgos que se pueden detectar en los jóvenes con los que nos cruzamos cada día, como adultos, como adultos/padres y madres y adultos/docentes/padres y madres. las relaciones en las familias y los modelos de familia tampoco están muy definidas, sin embargo al igual que con los protagonistas, el espectador puede imaginar esos entornos. el instituto y el mundo de los adultos -profesores- es otro elemento de reflexión para el espectador. Patricia Ferreira dibuja unos modelos de docentes algo caracterizados y comunes en la profesión.

            Posiblemente este no sea el trabajo con el que Patricia Ferreira pase a la posteridad como directora de cine,  un trabajo modesto hecho con pocos mimbres, pero una buena dirección de actores y que no tiene más pretensión, creo, que la de contar una historia, creíble, con personajes que podemos reconocer entre los jóvenes que nos rodean y poco más, porque ni siquiera es una marca de una etapa determinada, solo es un elementos descriptivo y tú como espectador pones el resto.

            No creo que haga falta que les diga que a los circuitos comerciales no ha llegado, ni creo que lo haga, sin embargo tuvo una buena aceptación y fue premiada en el Festival de Málaga al que concurrió. La vi en el teatro Guimerá hace algunos días y al final de la proyección los asistentes tuvimos la suerte de participar en un coloquio con la directora que estuvo entretenido.

patricia ferreira    Si tienen oportunidad no dejen de verla. No romperá sus esquema y tampoco habrá un antes y un después, pero caramba, para lo que se despacha por ahí es un tiempo bien empleado.

FIN DE SEMANA CON PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

21 septiembre, 2014

 

 

 

philip Seymour        Este fin de semana ha estado dedicado especialmente al cine (el plenilunio municipal, aunque no había luna llena no distrajo mi atención). El interés lo ha centrado un actor fuera de lo habitual, de lo que se lleva ahora, Philip Seymour Hoffman (1967-2014). No es un tipo musculoso, ni su mirada es la del seductor permanente de las promociones de perfume; tampoco tiene en su filmografía papeles estelares en películas de monstruos ni cosas de esas. En fin es alguien normal, pero excepcional como actor.

 

El viernes tocó El hombre más buscado, 2014 del director Anton Corbijn y basada en una novela de John Le Carré. (unas líneas para la queja y el lamento. Ir al cine un viernes a la sesión de las veinte horas tiene el inconveniente de que compartes sitio con devoradores de palomitas y refrescos, arrullados por sonidos de teléfonos y los diálogos, tono elevado, que quede claro, con la persona acompañante pidiendo explicaciones/aclaraciones. El remate lo ponen quienes se levantan y salen de la sala para reponer vituallas o para aliviar algún apretón imprevisto causado por la ingesta masiva de cotufas. Ante esto mi desazón llegó al límite cuando descubro que entre el público estaba Willy García, el mayoral de Paulino Rivero en la “televisión canalla”. Por un momento pensé que me había equivocado de sala y pronto saldría la caballería en una nueva entrega del cine que le gusta a Willy).

 

A pesar de lo anterior y con un esfuerzo conciliador muy grande con el género humano (especie consumidores de cotufas) disfruté del papel de Philip Seymour Hoffman como Günther, un espía a la vieja usanza, dibujado por John Le Carré de manera magistral. El desaliño de nuestro espía, su escepticismo y descreimiento solo caben en la piel de Seymour Hoffman, así que ya contamos con los elementos esenciales (guión-interpretación) para pasar un rato absorto en una historia que se alimenta con la propia realidad. El islamismo radical, el terrorismo internacional, el tráfico de armas son noticias de cada día en los medios de comunicación. Del resto de actores, todos bien, pero destacaría especialmente a Nina Hoss, que después de haberla visto en Bárbara (2012) me tiene enamorado.

 

Si tienen oportunidad no dejen de verla, así como tampoco deben obviar la novela de John Le Carré que es la base del guión. Esa o cualquier otra novela vale también, por si no lo han descubierto todavía.

 

El sábado en otro ambiente supuestamente más recogido, más de ambiente de respeto por el cine (la realidad dice que en el TEA no siempre es así, no hay palomitas, pero el resto de añadidos sí) disfruté del trabajo de Philip Seymour Hoffman como actor y director: Una cita para el verano, 2010, que casi llega de forma clandestina a este circuito no comercial, entre otras cosas, porque el protagonista murió hace poco de sobredosis y ha sido muy comentado este hecho en los últimos meses. De no ser así creo que estaría perdida en cualquier estantería de algún distribuidor.

 

Jack, nuestro protagonista, conductor de limusinas es tan anónimo en su vida como el color del coche que conduce. Negro su coche, negra su vida y un panorama negro. Creo que es anónimo hasta para él mismo, así que su mundo, sus amistades tienen el mismo tinte, la misma melancolía, pero viven, a su manera y con sus limitaciones. Las ilusiones por vivir, por cambiar, por intentar conocer algo de eso que llaman felicidad se despiertan en un momento determinado cuando conoce a Connie (Amy Ryan), que también es alguien que carga con sus frustraciones, pero se siente amada, sí querida por nuestro protagonista. (no cuento más).

 

Una cita para el verano (Jack goes boating) es también un producto recomendable, creo que además mucho, pero me temo que ni siquiera de forma fraudulenta se pueda ver, salvo que haya interesados y curiosos que la suban a alguna página para compartirla, pero no esperen nada de lo que ofrece el cine al uso. Que la disfruten, una u otra si tienen la curiosidad de dedicarle algo de tiempo a este actor.

 

UNA CITA PARA EL VERANO

 

EL HOMBRE MÁS BUSCADO

CINE: VIAJO SOLA. MARIA SOLE TOGNAZZI

18 septiembre, 2014

viajo sola Creo que podemos estar de acuerdo con que no es lo mismo vivir solo que vivir en soledad. Puede que incluso en un análisis apresurado se tienda a identificar ambas situaciones, que no lo son, desde mi punto de vista. Si es cierto que no es fácil determinar unas fronteras nítidas entre ambas situaciones y con frecuencia se puede navegar por ambos mares, así que no es nada extraño que sea un asunto de interés para la ficción en el cine o en la literatura.

La directora italiana Maria Sole Tognazzi en Viajo sola, 2013 hace un recorrido por la vida de la protagonista que tiene, para algunos, un trabajo envidiable, ya que es inspectora de hoteles de lujo. Siempre viajando, hospedada en lugares de ensueño parece lo ideal, sin embargo hay cosas en su vida que parecen contradecir ese estado de plenitud en el que algunos consideran que está.

 

Seguro que no va a ser la película del año, que no va ser reconocida por el público y galardonada de manera apabullante, pero lo que si es cierto es que es una historia tan real como la vida misma y en la que las inseguridades, junto con las certezas de la protagonista arman una trama que como espectador disfrutas, eso sí, sin un gran esfuerzo intelectual.

 

Recomendable para una tarde post veraniega en la que añoras los días de vacaciones, los lugares visitados y los lugares donde no te importaría que te alojaran.

 

Que la disfruten si tiene oportunidad y ganas de verla.

 

CINE: OMAR. HANY ABU-ASSAD

8 septiembre, 2014

omar-cartel              Cuando el conflicto palestino-israelí ha desaparecido de la primeras páginas de los periódicos, cuando en las redes sociales la mira está puesta en otros temas, tengo la oportunidad de ver Omar, del director Hany Abu-Assad, que en 2013 tuvo una amplia repercusión en festivales en los que fue reconocida con varios premios.

            Del trabajo de este director ya tenía referencia por su trabajo Paradise Now, 2006 que también fue muy bien acogida por festivales y por el público. Ambas, aquí, en el ámbito de esta isla (de la que dicen aquello de “¡Qué bueno vivir aquí!”) prácticamente pasan desapercibidas y se pueden ver solo en circuitos alternativos. De Omar se han hecho únicamente seis pases en el TEA, espacio de las Artes, así que su penetración en el público es aquí muy baja.

            Hany Abu-Assad vuelve a su lugar de origen: Palestina y nos cuenta la historia de unos jóvenes que podrían ser como los de cualquier parte y con los que tienen en común sus inquietudes, los amigos, trabajo, amor, en fin nada fuera de habitual, salvo que estas relaciones están inmersas en el odio al ocupante, así que lo cotidiano se envuelve en el deseo de eliminarlo, con lo que lo que cada día hemos tenido oportunidad de leer y ver en los medios de comunicación. Hany Abu-Assad nos lo muestra de una forma más cercana

            En definitiva esta película es una aportación más, otra “visualización” a este viejo y enquistado conflicto del que no se atisba solución posible y desde la lejanía cualquier aportación nos ayuda a ver la dimensión humana del conflicto y al mismo tiempo huimos del maniqueísmo que coloca a dos bandos enfrentados con una simpleza total dividiendo a los contendientes en buenos y malos. Recomendable verla desde el desapasionamiento y con dosis de racionalidad.

CINE: EL CHICO DEL PERIÓDICO. LEE DANIELS

17 marzo, 2013

Confieso que sabía bien poco de esta película cuando recibí el aviso de invitación que Renoir-Price me hacía para el preestreno. Un grupo de actores significativo, un director que le gusta escarbar allí donde la sociedad se vuelve pantanosa y poco más.

Lee Daniels en El chico del periódico, 2012 nos traslada a finales de los sesenta en el estado de Florida. Historia truculenta de asesinato y condena poco clara, personajes de los márgenes de la marginalidad, sí, así como suena. Lee Daniels usa para desbastar a cada uno de ellos sus debilidades, mostrando en escenas demasiado truculentas lo que cualquier espectador medio intuye, sabe y no necesita de ciertas escenas, que además no aportan nada nuevo. El resultado es una historia que se pierde en el efectismo visual. Es verdad que Nicole Kidman está despampanante en su papel, pero poco más que destacar.

Realmente creo que hay que ser muy fan de alguno de los actores o del director para pasar por taquilla para ver el chico del periódico. Espero encontrar historias mejor contadas, porque Lee Daniels sí sabe contarlas, aún en ese mundo ciénaga donde parece le gusta encontrar a sus protagonistas.

Días de cine. crítica

CINE: EN LA NIEBLA. SERGEI LOZNITSA

16 marzo, 2013

En la niebla           Contar una historia en la que el protagonista tiene que defender su dignidad frente a quienes no le creen, puede resultar una tarea ardua. Sergei Loznitsa, En la niebla, 2012 desarrolla esta trama en la zona soviética ocupada por los alemanes en 1942. Nadie cree a nuestro protagonista y con el fatalismo que rodea la situación y la incapacidad para obtener el reconocimiento de sus convecinos, en algo más de dos horas y en planos-secuencia larguísimos  y algunos de una belleza sin igual la niebla traspasa la pantalla y se te pega a la piel.

            Lo enmarañado del bosque donde se desarrolla la acción viene a ser igual de intrincado y borroso el recorrido por conceptos que en otras situaciones son bien marcados y definibles. El honor, el heroísmo, la abnegación, el miedo, la amistad, enemistad, odio o amor forman una nebulosa que envuelve al protagonista y todo lo que le rodea.

            Hasta el silencio se hace audible en muchos momentos de la película y eso la hace acogedora, o mejor sobrecogedora desentrañando los vericuetos del bosque, que, al parecer, son los que no tienen salida para ver donde recuperar la dignidad. Sushenya, el protagonista, ve su futuro dibujado en la niebla y en el barro, pero aún así se reivindica.

            Recomendable solo si tienes la paciencia para ver cine donde te cuentan una historia en la que la acción pasa a un ritmo casi de sucesión de imágenes fijas. Me gustó.

CINE: THE MASTER. PAUL THOMAS ANDERSON

17 febrero, 2013

           the-master-poster-Copy-450x400  Por un momento pensé en iniciar esta entrada haciendo un recuento de películas en las que el protagonista es un ex-soldado, alguien que ha sufrido el trauma de un conflicto bélico y regresa a casa. La filmografía está llena de ejemplos unos más acertados que otros, como no podía ser de otra manera. Como estoy seguro que les viene a la memoria más de un ejemplo me ahorro la lista y las comparaciones. The Master, 2012 nos cuenta esta historia de la mano de un grande de la interpretación: Joaquin Phoenix

            En cualquiera de ellas el papel del protagonista se puede convertir en más o menos creíble y son el director y el actor quienes tienen que conseguir que el espectador se ponga en lugar de ese ser por lo general muy atormentado. En esta ocasión creo que el papel de Joaquin Phoenix nos muestra al inadaptado, al que vuelve ya roto del conflicto (peor son los que no vuelven) y ya como civil se desliza por la pendiente de la autodestrucción lenta para ser más dolorosa si cabe.

            Al hundido siempre se le aparece la tabla de salvación, hay que darle salida ala historia, en forma de  ayuda personal, de objetivo a alcanzar, seguro que en algún caso hasta una cuestión religiosa ilumina al caído. En fin no les digo más porque sería casi desvelar el contenido de la película, pero si les puedo adelantar que dos actores como Joaquin Phoenix y Philip Seymour Hoffman son merecedores de todos los elogios que se les ocurran por sus interpretaciones, que son muy tortuosas y que tienen la obligación de convencer al espectador de lo que están viendo.

            Si tienen oportunidad no dejen de verla, un rato de cine interesante. Ah, se me olvidaba del director solo decirles que tiene ha hecho cosas tan dispares (y muy buenas) como Boogie nights, (1997), Magnolia, (1999) o Pozos de ambición (2007). Que las disfruten si no las han visto y les llama la curiosidad.

CINE: LINCOLN. STEVEN SPIELBERG

12 febrero, 2013

             lincoln-spielberg-posterDe todos los binomios posibles actor/director para encarar una obra como Lincoln no se me ocurre otro más acertado que Steven Spielberg y  Daniel Day-Lewis; el primero como director de obras maestras y otras menos, pero incuestionable cuando se enfrenta a retos de esta magnitud. Daniel Day-Lewis supera en esta obra papeles magníficos como el realizado en Mi pie izquierdo, 1989 o Pozos de ambición, 2007. Spielberg se enfrentaba al reto de dignificar al pueblo americano frente a los detractores dentro del propio país, los de fuera son los mismos siempre; la esclavitud y Lincoln le dan los elementos para esa reivindicación y Day-Lewis encarna el carácter del presidente de forma magistral. El deísmo del que habla Christopher Hitchens en este gobernante se materializa en la soberbia actuación de este actor que transmite carácter. Supongo que Obama habrá cogido recortes de esta obra.

            No menos significativas son las historias paralelas que se desarrollan durante casi ciento cincuenta minutos. Su vida privada, el drama del hijo muerto en la guerra, las relaciones en el Congreso y cómo se consiguen los votos, o la propia guerra. Mantener la tensión y el interés no es fácil, sobre todo porque nos podemos quedar en lo superficial y perdernos todo lo que rodea a la figura presidencial, que por su fuerza atrae la atención del espectador y casi anula al resto.

            Solo me queda recomendarles que la vean, que disfruten del papel de Day-Lewis y de la grandeza del cine de Spielberg. Les dejo con un texto de Cristopher Hitchens extraído de su libro Dios no es bueno, 2008.

            “No conocemos las creencias íntimas d Lincoln. Le gustaba hacer referencia a Dios Todopoderoso, pero jamás fue miembro de ninguna iglesia y los clérigos se opusieron de forma radical a sus primeras candidaturas. Su amigo Herndon sabía que había leído a Paine, a Volney y a otros librepensadores y se había formado la opinión de que en privado no era un creyente categórico. Parece improbable. Sin embargo, sería inexacto afirmar que era cristiano. Hay muchas evidencias que avalan la opinión de que era un escéptico atormentado con cierta tendencia l deísmo. Como quiera que fuese, lo máximo que puede decirse a favor de la religión en el grave asuntos de la abolición de la esclavitud es que muchos cientos de años después y habiéndose impuesto y pospuesto el asunto hasta que el interés egoísta condujo a una horripilante guerra, consiguió finalmente deshacer una pequeña parte del daño y la desgracia que en primera instancia había infligido” [ob. Cit. pág. 201]

CINE: AMOR. MICHAEL HANEKE

13 enero, 2013

            Todavía con el estómago pegado al espinazo después de ver Amor, la última obra de Michael Haneke. En esta ocasión los personajes, una pareja de mayores que todo tras de sí un pasado lleno de vida, vida intelectual, mucha afectividad, un status social respetable. En fin todo lo deseable, pero la inexorable vejez y el progresivo deterioro comienza a hacer estragos en lo que se barruntaba una vejez plácida y con la sola preocupación de seguir llenando el tiempo con actividades que seguían cultivando el intelecto.

            Nuestros protagonistas Emmanuele Riva y Jean-Louis Trintignant moldean esa pareja de viejos con un exquisito trabajo donde el director disecciona un tipo de vejez, la que tiene una vida intelectual activa y también posibilidades económicas, algo que da la felicidad, el dinero, pero vamos que sí ayuda y mucho.

            Mientras veía el progreso de la vejez en nuestra pareja pensaba en  Vergílio Ferreira (1916-1996) que en Pensar tiene muchas referencias a la vejez, la vida mientras se es viejo, con lo que este término de vida no tiene un perfil nada definido y que no todos están dispuestos a vivir la vejez a cualquier precio, así que, como estoy cerca, pues ya he sobrepasado más del cincuenta por ciento de mi esperanza de vida y no soy nada egoísta, suelo usar una expresión que en ocasiones escandaliza: “A mi me ponen cerca de las pastillas” y lo que eso encierra.

            Como he citado a Vergílio Ferreira, no me resisto a transcribir algo que se puede encontrar en la obra que ya cité Pensar; Acantilado, 2006. Ah, y no dejen de ver la película, que su dureza abre los ojos, pule los sentimientos y piensen si el amor se puede convertir en una condena por el egoísmo.

            “Tu cuerpo. Cansado, envejecido, estropeado. Felices los que viven pegados a su cuerpo, porque como los animales, sólo sienten los dolores físicos. Pero quien vive desde la distancia, desde la perspectiva humana, mide con ella los otros dolores, que son mayores. Y de todos, el mayor es la humillación que el cuerpo te inflige. Y la única forma de superarlo es sentir por él desprecio o una piedad a la misma altura. O si es posible, superior. Tu cuerpo. ¿Hay alguna posibilidad de que lo olvides? Porque se hace recordar a cada instante. Pero alarga el intervalo con que lo perspectivas, o levántate al máximo sobre ti mismo, y el humillado será él.” [ob. cit. pág. 208]