Posts Tagged ‘EEUU’

PREOCUPACIONES

25 enero, 2012

Mientras por esta parte del mundo nuestra desazón se alimenta con el cierre de las webs de descargas y lo mal que lo estará pasando en prisión Kim Dotcom lejos de su ordenador y sus hamburguesas; las anécdotas del enésimo partido del siglo entre Barça y Madrid; lo mediático de los juicios en este país nuestro, niña desaparecida y padres dudando de la justicia, juez con toga en el banquillo, trajes subvencionados, y a todo esto podemos añadir lo del yerno habilidoso en temas de negocios poco claros.

            No, pero esto no es todo, además podemos recorrer la geografía de los “congresillos” (menuda palabra para la rima fácil), cosa que tampoco tiene desperdicio, pero si esto es calderilla hablamos de economía, bueno, de economía no, mejor será decir hostigamiento (saqueo) del bolsillo del trabajador, porque es así como se está pagando las deudas que los que han practicado la economía de casino. Por último también podemos poner, con tono dramático, algo así como: “el capitalismo ha fracasado”, si a esto, además,  ponemos cara de haber perdido a la mascota. Ya está, hemos elevado el nivel de las preocupaciones y quedamos satisfechos.

            Mientras estamos con todo esto y más cosas que cada uno de los lectores podrá añadir temas (preocupaciones) como el vecino de la comunidad que no paga y así muchos más, hacer una lista muy, muy larga.

            Ya, todo esto viene a que mientras en otra parte del mundo Estados Unidos e Irán están como los dos pistoleros que se miran fijamente en una calle desierta, y a la espera del más leve movimiento del contrario para desenfundar, y todo por quítame allá esa central nuclear, que si tengo un arsenal nuclear que no me cabe en la despensa, pero tú no puedes tener nada parecido, que yo le digo a mis amigos que no te compren petróleo y de camino te embargamos los euros y dólares que tenías en las huchas que hay repartidas por el mundo. Y nosotros pendientes si Pepe juega esta noche en el Madrid y ya se hacen apuestas sobre si partirá una pierna o no.

            Pues los pistoleros están en una tensión que se antoja extrema y casi el vuelo de una mosca les puede asustar y casi nada con lo que puede pasar si alguno se pone nervioso, que entre otras cosas puede ser: que el precio del petróleo alcance al del oro molido (no sé cuál es, pero se me antoja muy alto); que el duelo al sol tenga tantas balas perdidas que, aún metido bajo la cama, alguna te alcance, es decir, que el comercio quiebre y Mercadona deje de ser lo que es ahora, por ejemplo; que nos veamos envueltos en un conflicto entre pistoleros y haya que salir a dar la cara, porque vivimos a la sombra de uno de ellos.

            En fin para que seguir. Vamos a intentar que las moscas no vuelen y pongan nerviosos a los pistoleros porque si alguno desenfunda, el estrecho de Ormuz, por ejemplo, nos va a ser más familiar que el pasillo de casa, mientras olvidémonos de Rajoy, de sus ministras casadas por lo civil, de los obispos, de los “congresillos”, del “eurillo” y procuremos ser moderadamente felices, como mínimo.

SOBRE EL PODER DEL PERRO

9 marzo, 2010

El pasado lunes escribía en este mismo blog sobre la novela “El poder del perro” de Don Winslow y como me había servido para hacer un recorrido desde los años setenta hasta la actualidad por los entresijos del narcotráfico y sus implicaciones en las instituciones públicas, gobiernos, políticos desde los Estados Unidos hasta Colombia o Venezuela en sur del continente americano. Hoy martes 9 de marzo, Andrés Oppenheimer en  El País escribe un artículo donde hace un rápido recorrido por el camino y el camaleonismo de los cárteles de la droga.

Me voy a permitir sugerirle a Oppenheimer que lea la novela de Winslow, y que a partir de ahí comience a sacar las páginas de la novela-ficción- y las lleve a los correspondientes informes de la realidad actual y sus orígenes. Igual sólo tiene que cambiar el nombre de algunos personajes, porque sus hechos igual son muy reales.

Los carteles no mueren

ANDRÉS OPPENHEIMER 09/03/2010

Observando cómo los carteles del narcotráfico están penetrando en los niveles más altos de algunos Gobiernos centroamericanos, no puedo evitar preguntarme si la guerra de Estados Unidos contra las drogas sólo ha servido para empujar a los capos de la droga a mudarse de Colombia a México, y ahora de México a Centroamérica. ¿Está logrando reducir el narcotráfico esta guerra? ¿O sólo sirve para expulsar a los narcotraficantes de un país a otro?

La semana pasada, durante una visita de 48 horas a Guatemala para participar en una conferencia sobre asuntos económicos, encendí el televisor del hotel y me enteré de que el presidente Álvaro Colom acababa de despedir a su ministro del Interior, Raúl Velásquez, por un caso de corrupción. Velásquez era el cuarto ministro del Interior destituido en poco más de dos años. Dos de sus predecesores habían sido echados por presuntos vínculos con el narcotráfico. Pero eso no fue todo. Al día siguiente me enteré de que Colom acababa de destituir al jefe de la policía del país, Baltazar Gómez, y al jefe de su unidad antidrogas, por su presunta responsabilidad en el robo de 700 kilogramos de cocaína decomisados el año pasado.

El predecesor de Gómez, Porfirio Pérez, había sido depuesto en septiembre acusado de robar 300.000 dólares de los narcotraficantes. Y uno de los más recientes predecesores de Pérez, Adan Castillo, había sido despedido tras haber sido filmado en secreto cuando aceptaba 25.000 dólares de un informante de la DEA en 2005.

El tráfico de drogas no es algo nuevo en Centroamérica. Pero tal como lo reconoció el Departamento de Estado de EE UU en su informe anual sobre el narcotráfico en el mundo, dado a conocer la semana pasada, el tráfico de drogas se ha disparado en Centroamérica desde que el presidente mexicano, Felipe Calderón, lanzó su guerra contra las drogas -apoyada por Washington- hace tres años. [leer más]

COPENHAGUE, MONTREAL. COINCIDENCIAS

28 enero, 2010

Seguro que sin hacer un gran esfuerzo encontramos muchas coincidencias entre ambas ciudades, y casi seguro también que todas son agradables para los residentes y los visitantes. Queda excluido el tráfico y sus problemas, que si no… Se cuentan museos, rincones pintorescos, llamativos, tascas, restaurantes, tiendas, etc. Pueden seguir ampliando la lista.

Ahora bien, ambas ciudades van a cargar, como otras muchas, con el paso a la historia como lugares donde se materializó algún fracaso que afectaba a mucha gente. Copenhague es fracaso más rotundo y que afecta a toda la humanidad. No alcanzar un acuerdo para aminorar las emisiones de dióxido de dióxido de carbono, cuando las esperanzas estaban puestas en la presidencia de los Estados Unidos, adornada con un premio nobel, el de la paz; y la Unión Europea, que tiene mucho de europea, pero nada de unión, es motivo de sonrojo. Ya nadie se acuerda del cambio climático, no es noticia de primera, además encontramos a indios y chinos para echarles la culpa de la falta de acuerdo. Ya está, nos reunimos dentro de un tiempo, ahora toca México, aguantamos un poco la tabarra de los ecologistas, piensan esos que se reúnen, y seguimos. Fracaso tras fracaso.

En Montreal no se reúnen para el cambio climático, se reúnen para ayudar a Haití, pero como lo de la ayuda tiene que servir para presumir la Unión Europea, más de lo mismo, cada uno por su lado y algunos no dejándose ver mucho. Se marcharon de Montreal sin legar a ningún acuerdo en concreto con eso de condonar la deuda, organizar la seguridad, coordinar la ayuda que llega. Parece que fueron de turismo y poco más. Estados Unidos con cierta prepotencia tampoco ha auspiciado esa coordinación imprescindible en estos momentos en que Haití es actualidad, cada día lo es menos, aunque ya están acostumbrados porque debajo de estas ruinas, las del terremoto, están las acumuladas durante los últimos doscientos años, que algunos vecinos han colaborado para amontonarlas.

En fin, nada nuevo, todo sigue igual y a esperar otra catástrofe y así ejercer un poco la caridad, que tanto gusta y que da unas fotos que enmarcadas quedan muy bien.

Mañana escribo de libros.

UN AÑO Y UN DÍA

21 enero, 2010

Lo que debería ser una gran celebración en el primer año de mandato del presidente Barack Obama se ha visto apagada por varios acontecimientos. Desde la campaña electoral que lo llevó a la Casa Blanca se crearon expectativas en todo el mundo, que si tuvieran dimensión física esas ilusiones no habría donde contenerlas. Su discurso era el abono necesario para esas ilusiones.

Lamentablemente el tiempo, muy poco ha transcurrido desde que tomó posesión, ha hecho que esas ilusiones se vayan desvaneciendo (iba a poner marchitando, pero suena cursi). En nombramientos anteriores los analistas afirman que el primer año significa un descenso en la popularidad del elegido, pero en el caso de Obama, al parece, como se arrancaba desde una posición muy ventajosa, el impacto se espera menor. ¿Qué ha sucedido? Buscar una explicación conociendo la realidad desde lejos y con los datos que se manejan filtrados por los medios no es la mejor manera de hacer un análisis, pero me atrevo a apuntar las siguientes reflexiones:

La primera decepción ha sido la falta de correspondencia entre la contundencia de su discurso por la defensa de los Derechos Humanos, prisión de Guantánamo, y las acciones tomadas después de su toma de posesión. ¿Hay una pérdida de interés? ¿Era un mensaje hipócrita y ajeno a una verdadera preocupación por la ausencia de garantías para los detenidos? Junto a las “prisiones anónimas”, Guantánamo es el icono, se une la escalda del conflicto en Afganistán que tuvo un inicio nefasto, pero ahora en sus manos se suma una nueva escalda y no hay visos que más tropas signifiquen una disminución del terrorismo de fundamento religioso, ni una democratización de ese país, mejor de esa zona, que comparte problemas similares.

De la gestión de la crisis financiera, ahora perece que los préstamos hechos a los banqueros que han practicado una economía de casino pueden ser recuperados y que se van a arbitrar una serie de reglas para el funcionamiento más transparente de ese mundo de las finanzas, que parece el lado oscuro de la Guerra de las Galaxias.

En política interior su proyecto estrella de la reforma de sistema sanitario se ha quedado en un proyecto muy alejado de la idea inicial, y el progresivo alejamiento se ha hecho en función de la necesidad de apoyos en el Congreso y Senado. Hay una parte importante de la sociedad norteamericana que no quiere socializar la sanidad, ni nada que se le parezca, así que ofrece un fuerte rechazo a este proyecto. Este rechazo se materializa en la pérdida del escaño de Massachusetts para el Senado, tradicionalmente demócrata, ahora en manos de un populista republicano extremadamente conservador. La tarta de aniversario llegó en mal estado.

En estas circunstancias las ilusiones se van disolviendo y Barack Obama no supo o no quiso calibrar una realidad cruda, pero hasta ahora insalvable: los poderes no democráticos, financieros, multinacionales, religiones, etc. condicionan el poder democrático emanando de las elecciones, y es algo que los candidatos tienen que tener en cuenta, pues las expectativas que se crean se frustran por su incapacidad para controlar esos poderes y la ciudadanía pierde la confianza en quienes la han depositado, así que sólo caben dos cosas, o moderar las expectativas, o embridar los poderes no democráticos. Espero que opten, los candidatos, por la segunda. Ah, se me olvidaba, que la contundencia en los mensajes electorales se mantenga en la acción de gobierno.

EL PRESIDENTE Y EL DESAYUNO

17 enero, 2010

El presidente español ha aceptado la invitación de su homólogo estadounidense, Barack Obama para compartir el Desayuno Nacional de la Oración. No conozco muy bien a tradición pero creo que se celebra en febrero y se instituyó en la ciudad de Seattle en los años duros de la depresión de 1929. Una organización religiosa preparaba esos desayunos asistenciales en los que se rezaba antes del reparto de alimentos. Participaban en los mismos cualquier persona independientemente de su condición religiosa, sólo compartían la falta de empleo y el hambre.

El mismo acto se mantiene pero el escenario y los invitados son distintos, convirtiéndose en un acto político-religioso de la presidencia estadounidense, ato al que han sido los más variados personajes. No sé si el trío de Las Azores coincidió en esta celebración, Blair y Bush si lo compartieron.

¿Cuánto tiene este acto de político y cuánto de religioso? Pues no lo sé y no me parece buena combinación ambos elementos y menos que en él participe un presidente español, salvo que compartan afinidades espirituales relacionadas con la religión, o que quiera dar buena imagen ante la conferencia episcopal.

Tampoco me extraña mucho porque la confesionalidad del Estado en muchos casos sólo  es papel, mejor intenciones que se sostienen en papel, aunque éste sea el que contiene la Constitución. Todavía, por ejemplo, los funerales de estado en este país están asociados a un acto religioso, así que un desayuno no nos puede extrañar.

En fin, que aproveche el desayuno y si ponen churros no coma muchos que son indigestos. Ah, se me olvidaba, si tiene oportunidad que le acompañe Leire Pajín para que aproveche y se haga la foto entre sus líderes del mundo mundial.

Esta entrada me ofrece una oportunidad para dejar un texto de Eduardo Galeano de su obra: Espejos, una historia casi universal. Siglo XXI, Madrid; 2008, en el que se puede comprobar que todos los presidentes americanos no son Obama o Bush, y algunos han ejercido su presidencia sin línea directa con Dios.

¿EN DIOS CONFIAMOS?

Los presidentes de los Estados Unidos suelen hablar en nombre de Dios, aunque ninguno ha revelado si se comunica con él por mail, por fax, por teléfono o por telepatía. Con o sin su aprobación en el año 2006 Dios fue proclamado Presidente del Partido Republicano en Texas.

Sin embargo, el Todopoderoso que ahora figura hasta en los dólares, brillaba por su ausencia en los tiempos de la independencia. La primera Constitución ni siquiera lo mencionaba. Cuando alguien preguntó por qué, Alexander Hamilton explicó:

-No necesitamos ayuda exterior.

En su lecho de agonía, George Washington no quiso oraciones, ni sacerdotes, ni pastor, ni nada.

Benjamín Franklin decía que las revelaciones divinas eran para superstición.

Mi propia mente es mi religión, afirmaba Thomas Paine, y el presidente John Adams creía que éste sería el mejor mundo de los posibles si no hubiera religión.

Según Thomas Jefferson, los sacerdotes católicos y los pastores protestantes eran adivinos y nigromantes que habían dividido a la humanidad en dos, una mitad de tontos y la otra mitad de hipócritas. [ob. cit. pág. 165]

EL AMIGO OBAMA

6 abril, 2009

Ha sido el propio Barack Obama quien mejor ha descrito el nuevo papel internacional que desea para Estados Unidos: ejercer el liderazgo escuchando a sus aliados, no imponiéndoles las soluciones. seguir leyendo [+]

José María Ridao deja muy claro en el primer párrafo de su artículo de hoy lunes, seis de abril en El País, lo que los Estados Unidos quieren de sus aliados. Interesante la propuesta y también demuestra un cambio en lo que venía sucediendo hasta ahora con la anterior presidencia. Antes no se escuchaba, sólo se tomaban las decisiones y con mayor o menor sumisión los aliados europeos hacían un seguidismo de lo propuesto por el vástago Bush.

Ahora parece que la cosa cambia algo, por lo menos se va a escuchar a los aliados, aunque no se garantiza que eso de escuchar tenga una mayor amplitud, es decir, que el escuchar se convierta en un compartir decisiones y afrontar los problemas desde la responsabilidad compartida y desde el respeto de los derechos humanos y no desde la prepotencia del más fuerte. Tampoco parece aceptable continuar con la política del miedo y cambiar seguridad por libertad. Tomen como ejemplo el trato que recibimos los viajeros cuando intentamos tomar un avión.

Barack Obama ha dejado claro su papel y lo que quiere, sin embargo Europa, la Unión Europea [UE] sigue en la misma línea de cada uno de sus miembros ejercer el papel de mejor amigo, no hay una política común de la UE para afrontar los problemas internacionales. El presidente español, como no podía ser menos se ha sumado a esta carrera por caer bien al presidente de los EE UU, y una vez más la política exterior española queda lejos de una definición clara sobre los objetivos que son de su interés, ya que como no hay una política común en la UE cada se aplica el “sálvese quien pueda” y así no tenemos muy claro qué es lo que queremos con respecto a Cuba, tampoco sabemos muy bien que hacemos en Sudamérica con los cambios políticos que se están dando en esa parte del mundo. ¿Y de África? Creo que la indefinición es mayor, salvo las ayudas, que crean una relación de dependencia no hay verdadero interés por parte de la UE de intentar que África salga del agujero en el que está metida.

En fin esperemos que esta carrera por ser el mejor amigo del que marca las reglas de juego en la política internacional nos lleve a algún lugar en el que salga beneficiada la Humanidad, si con mayúscula, porque necesitamos un orden en el que tengamos en cuenta valores que hasta ahora sólo han servido para rellenar papeles.

MAL EMPEZAMOS

18 enero, 2009


Obama: Chávez “ha impedido” progreso latinoamericano

01:18 PM Washington.- El presidente electo Barack Obama dijo que el presidente Hugo Chávez “ha impedido” el progreso de América Latina, pero reconoció la importancia de Venezuela en el desarrollo regional y afirmó que desea trabajar con todos los países, incluido Cuba, indicó AP. [seguir leyendo]

Pues no empieza muy bien la cosa ésta de las relaciones con los vecinos. Si esta es la manera de “templar gaitas” del nuevo inquilino de la Casa Blanca, no creo que la vecindad del sur comprenda estos “modos”.