Posts Tagged ‘Rodolfo Walsh’

¿Quién mató a Rosendo? Rodolfo Walsh

6 noviembre, 2010

‎”En política no se puede herir, hay que matar, porque un tipo con una pata rota hay que ver el daño que puede hacer”. Juan Domingo Perón [pág. 59]

Anuncios

LECTURAS: CÓCTEL DE… CUENTOS

15 mayo, 2010

Confieso que lo he probado en más de una ocasión y de todas las veces en las que lo he saboreado guardo un buen recuerdo. La combinación puede variar, tanto en cantidad como en la variedad de los componentes, incluso es aconsejable en casi todos los casos, mejor en todos, tomar los distintos elementos por separado.

En esta ocasión tiene, a partes iguales, cuentos de Joyce Carol Oates, Rodolfo Walsh y  Fogwill. No, no es explosivo aunque lo pueda parecer y combinan muy bien, sólo es acertar con la proporción, que depende, claro, de los gustos del lector. Por supuesto que se pueden y deben, incluso, dar otras combinaciones de manera que nuestro paladar lector saboree las distintas posibilidades que dan, el cuento solo o en el cóctel que nos preparemos.

Un primer sorbo en el que se incluye Reflexiones, de Fogwill, un cuento de 1977 que empieza así: “Cuando un imbécil se ha vuelto prescindible para sí, íntimamente se sabe prescindible para los otros. Esto se aprende en las salas de terapia intensiva, los tiroteos, los naufragios y en ningún otro lugar del mundo, creo. Hace tanto tiempo me supe prescindible que ni lo recordaba y esta reflexión sobre la memoria me ayuda a prescindir de vos y de tus efectos sobre mí, que siempre imaginábamos no eran sino los efectos que producía sobre vos”

Ahora para añadir grados a este brebaje de emociones yo recomendaría Infiel, cuento de Joyce Carol Oates con una carga emotiva muy grande, muy dolorosa, tremendamente dolorosa diría yo. Infiel comienza así: “La última vez que mi madre. Cornelia Nissenbaum, y su hermana Constance vieron a su madre fue el día antes de que desapareciera de sus vidas para siempre, el 11 de abril de 1923. Era una mañana lluviosa y neblinosa. Buscaban a su madre porque había un problema en su casa; no había bajado a preparar el desayuno, así que no había nada para ellas salvo lo que les dio su padre: harina de avena glutinosa de la mañana anterior recalentada a toda prisa en la cocina, pegada al fondo de la cazuela y con sabor a quemado. Su padre les pareció extraño, sonriendo pero sin verlas, como solía hacer, igual que el reverendo Dieckman, con demasiada intensidad en su púlpito los domingos por la mañana, salmodiando la palabra de Dios”.

Y para terminar la intriga de los cuentos policiales de Walsh. En Asesinato a distancia Walsh arranca de forma espectacular: “En la espalda gris del mar perduraban los últimos reflejos de la tarde. Las olas corrían veloces hacia la playa, como una jauría de lebreles blanco. Y en el silencio cargado de vaho salino, la voz de Silverio Funes parecía más opaca y fatigada que nunca.

Ha pasado un año, pero aún no puedo creerlo.

Las palabras quedaron flotando en el ambiente, impregnándolo de extrañeza. Daniel Hernández se revolvió incómodo en su silla de cañas. A su lado divisaba vagamente la silueta taciturna de Silverio. El cigarrillo, minúsculo corazón de pausado latir, le encendía a intervalos regulares las facciones reposadas y melancólicas. Daniel lo notaba envejecido”.

Pues, esta es mi recomendación, que la disfruten.

OPERACIÓN MASACRE

31 enero, 2009

Rodolfo Walsh

Rodolfo Walsh

Ya terminé de leer “Operación Masacre”, del argentino Rodolfo Walsh [1927-1977], editorial 451. Un relato periodístico fundamentado en una profunda investigación que casi convierte el resultado de esa investigación en una crónica negra, con más agarre que una novela, porque la realidad supera cualquier ficción.

Rodolfo Walsh,  reconstruye los crímenes de estado cometidos en Argentina en junio de 1956, cuando un grupo de ciudadanos es detenido y conducido a un descubierto en el campo para ser fusilados sin más. La fracasada revolución del Valle es el sustrato en el que se desarrolla este vil asesinato. Walsh toma este acontecimiento a partir del testimonio de un superviviente. La pasión con la que se toma la investigación es una muestra de un tipo de periodismo que ya, creo, que no se hace, ahora toca un periodismo más melifluo, más de comunicado oficial, de sillón mullido y sobre por debajo de la mesa para engrasar comentarios y redondear los filos cortantes de las palabras.

Es de justicia recordar aquí otro trabajo de investigación periodística de la mano de Germán Castro Caycedo, periodista colombiano que en su obra “El palacio sin máscara” descubre, analiza y fundamenta todo lo sucedido en el asalto al Palacio de Justica en Bogotá los días 6 y 7 de noviembre de 1985. (Ya comenté esta obra en una entrada anterior) y que es otra muestra de ese tipo de periodismo de investigación que da lugar a estas obras.

Como muestra les dejo algunos párrafos de “Operación  masacre”, que les resulte interesante.

operacion-masacre

Seis meses más tarde, una noche asfixiante de verano, frente a un vaso de cerveza, un hombre me dice:

-Hay un fusilado que vive.

No sé qué es lo que consigue atraerme en esa historia difusa, lejana, erizada de improbabilidades. No sé por qué pido hablar con ese hombre, por qué estoy hablando con Juan Carlos Livraga.

Pero después sé. Miro esa cara, el agujero en la mejilla, el agujero más grande en la garganta, la boca quebrada y los ojos opacos donde se ha quedado flotando una sombra de muerte. Me siento insultado, como me sentí sin saberlo cuando oí aquel grito desgarrador detrás de la persiana.

Livraga me cuenta su historia increíble; la creo en el acto.

Así nace aquella investigación, este libro. La larga noche de 9 de junio vuelve sobre mí, por segunda vez me saca de “las suaves, tranquilas estaciones”. Ahora durante casi un año no pensaré en otra cosa, abandonaré mi casa y mi trabajo, me llamaré Francisco Freyre, tendré una cédula falsa con ese nombre, un amigo me prestará una casa en el Tigre, durante dos meses viviré en un helado rancho de Merlo, llevaré conmigo un revólver, y a cada momento las figuras del drama volverán obsesivamente: … “Operación Masacre“, pág. 13

EDUARDO GALEANO PREMIADO

28 octubre, 2008

Eduardo Galeano recibió premio a la trayectoria

Premio Rodolfo Walsh

APM

La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, en Argentina, premió al periodista y escritor uruguayo en un aula que quedó chica por la multitud que quería escuchar al cronista latinoamericano.

Caía la tarde y los calores primaverales ya instalados en la Ciudad de La Plata se hacían sentir en el auditorio de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), el pasado miércoles 22 de octubre. El aula anfiteatro se llenó como esperaban los organizadores, que habían previsto la concurrencia y, para que nadie se perdiera de escuchar a la personalidad extranjera premiada, pusieron una pantalla gigante en el pasillo del edificio.

Es que Eduardo Galeano, uruguayo, pero ciudadano del mundo, por tanto que lo retrata, lo cuenta y lo rescata de los olvidos con sus historias mínimas, recibía el premio Rodolfo Walsh a la trayectoria profesional.

Llegó antes que puntual a la facultad, pasada las cinco y media de la tarde. Con unas zapatillas deportivas discretamente oscuras, un jean, remera de algodón azul eléctrico y saco negro colgando del hombro bajó de un auto, acompañado por el Secretario de Relaciones Institucionales de la casa de estudios. Su mirada penetrante, profunda y serena observó sin demasiado detalle la construcción y pronto fue llevado hacia los pisos superiores en las oficinas administrativas del Decanato.[+]

Los trabajos de Eduardo Galeano reciben el reconocimiento social en todas partes del mundo, bueno en caso todas. Su mensaje claro y contundente busca dar voz a los desfavorecidos y trabaja en la permanente búsqueda del reconocimiento de las desigualdades para encontrar la solución para los problema de la Humanidad. Su último trabajo –ESPEJOS- es una forma distinta de ver y contar la historia.

[Aprovecho para incluir la carta a la dictadura de Rodolfo Walsh, ya que el premio recibido es un homenaje a este escritor que luchó por la libertad en su país en los momentos más difíciles]