Posts Tagged ‘Sebreli’

SORPRESA

27 diciembre, 2008

Sorpresa es la que me he llevado hoy, como cada día, al abrir el periódico, mi periódico, El País y comprobar que Juan José Sebreli tiene cabida en él. Una página, un artículo que les recomiendo porque entronca con la esencia de pensamiento de hombre ilustrado, en el sentido más amplio del término. No es la primera vez, pero vuelvo a insistir en dos obras fundamentales Asedio a la Modernidad y el Olvido de la Razón, esenciales en el pensamiento moderno.

Se me olvidaba, su última obra sobre los mitos y que está reseñada al final del artículo en la misma línea. A los “evitas- peronistas”, me lo acabo de inventar el término les puede dar algo, como a los “maradonistas”

La crisis del último modelo de peronismo

El pragmatismo del que han presumido Cristina Fernández y Néstor Kirchner es otra vuelta de tuerca al viejo esquema populista argentino. Las actuales circunstancias globales están llevando esta fórmula a su ocaso

JUAN JOSÉ SEBRELI 27/12/2008

No soy ni de derechas ni de izquierdas -confesaba Néstor Kirchner a Alain Touraine-, soy un pragmático. ¿Acaso el peronismo tuvo en algún momento una ideología, o sólo fue una técnica oportunista para conquistar el poder y mantenerlo? Perón, el militar golpista de 1943, de regreso de la Italia mussoliniana tenía una ideología definida: el fascismo. Ya en el poder hizo todo el fascismo permitido en un contexto histórico adverso porque el Eje había sido derrotado y la mitad de la sociedad civil se le oponía. Del fascismo heredó el liderazgo carismático, la movilización de masas, el control estatal del movimiento obrero, el corporativismo, la ideologización total de la vida cotidiana tendente a borrar los límites entre lo público y lo privado.

El Perón de 1973, cuando regresó de su exilio madrileño, había aprendido del franquismo la necesidad de sustituir el fascismo por un conservadurismo tradicionalista. Sin embargo, intentó todavía apelar a la movilización de masas pero fracasó por el enfrentamiento entre la derecha de los sindicatos y la izquierda de las juventudes y la guerrilla.

El peronismo sufrirá una tercera transformación después de su derrota en las elecciones presidenciales de 1983. Obligado por las circunstancias, abandonó el movimientismo, se transfiguró en un partido político y reconoció a los otros como interlocutores válidos, algo que nunca había sucedido en vida de Perón. El menenismo fue una consecuencia de ese cambio, que habría de completarse con un giro económico radical hacia el liberalismo y las buenas relaciones con Estados Unidos, dos tradicionales bestias negras del peronismo histórico. [seguir leyendo]sebreli-1

Juan José Sebreli es escritor argentino y acaba de publicar Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos (Debate).

Anuncios

SORPRESA

27 diciembre, 2008

sebreli1Sorpresa es la que me he llevado hoy, como cada día, al abrir el periódico, mi periódico, El País y comprobar que Juan José Sebreli tiene cabida en él. Una página, un artículo que les recomiendo porque entronca con la esencia de pensamiento de hombre ilustrado, en el sentido más amplio del término. No es la primera vez, pero vuelvo a insistir en dos obras fundamentales Asedio a la Modernidad y el Olvido de la Razón, esenciales en el pensamiento moderno.

Se me olvidaba, su última obra sobre los mitos y que está reseñada al final del artículo en la misma línea. A los “evitas- peronistas”, me lo acabo de inventar el término les puede dar algo, como a los “maradonistas”

La crisis del último modelo de peronismo

El pragmatismo del que han presumido Cristina Fernández y Néstor Kirchner es otra vuelta de tuerca al viejo esquema populista argentino. Las actuales circunstancias globales están llevando esta fórmula a su ocaso

JUAN JOSÉ SEBRELI 27/12/2008

No soy ni de derechas ni de izquierdas -confesaba Néstor Kirchner a Alain Touraine-, soy un pragmático. ¿Acaso el peronismo tuvo en algún momento una ideología, o sólo fue una técnica oportunista para conquistar el poder y mantenerlo? Perón, el militar golpista de 1943, de regreso de la Italia mussoliniana tenía una ideología definida: el fascismo. Ya en el poder hizo todo el fascismo permitido en un contexto histórico adverso porque el Eje había sido derrotado y la mitad de la sociedad civil se le oponía. Del fascismo heredó el liderazgo carismático, la movilización de masas, el control estatal del movimiento obrero, el corporativismo, la ideologización total de la vida cotidiana tendente a borrar los límites entre lo público y lo privado.

El Perón de 1973, cuando regresó de su exilio madrileño, había aprendido del franquismo la necesidad de sustituir el fascismo por un conservadurismo tradicionalista. Sin embargo, intentó todavía apelar a la movilización de masas pero fracasó por el enfrentamiento entre la derecha de los sindicatos y la izquierda de las juventudes y la guerrilla.

El peronismo sufrirá una tercera transformación después de su derrota en las elecciones presidenciales de 1983. Obligado por las circunstancias, abandonó el movimientismo, se transfiguró en un partido político y reconoció a los otros como interlocutores válidos, algo que nunca había sucedido en vida de Perón. El menenismo fue una consecuencia de ese cambio, que habría de completarse con un giro económico radical hacia el liberalismo y las buenas relaciones con Estados Unidos, dos tradicionales bestias negras del peronismo histórico. [seguir leyendo]

Juan José Sebreli es escritor argentino y acaba de publicar Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos (Debate).

EVA PERÓN ACTUALIDAD

18 diciembre, 2008

evita-de-negro

Eva Perón, Evita,controvertido personaje que algunos han elevado a la categoría de mito y que por una razón u otra siempre está de actualidad. Los que la conocemos desde fuera y como la vemos como la mujer que compartió parte de su vida con el dictador Juan Domingo Perón, como la mujer que a la sombra del dictador fue la heroína de los descamisados o como la protagonista de Santa Evita, novela de Tomás Eloy Martínez. “a un olvido hay que ponerle muchas memorias”, se puede leer en esa novela, y es lo que pasa de forma casi cotidiana con este personaje. Hoy la he traído a estas páginas por lo que ha parecido estos días en la prensa cuando los “sojeros” han pintado de negro su busto como protestas en sus reivindicaciones patronales y los peronistas de evitismo practicante han puesto el grito en el cielo.

No creo que menos haya sido su incomodidad de los peronistas, los mismos que practican el evitismo, cuando han leído el texto de Juan José Sebreli sobre elmito Evita en su libro Comediantes y mártires (ensayo contra los mitos), Debate, 2008. Por estas razones me he acordado de Evita

Jueves, 11 dediciembre de 2008

Productores agropecuarios pintaron de negro el busto de bronce de Eva Perón en Entre Ríos

Aerosol sojero, nuevo mét

odo de protesta

Un grupo de productores enrolados en la FAA conducida por Alfredo De Angeli pasaron la noche frente a la Casa de Gobierno de Entre Ríos. El busto

de Eva que se encuentra en la explanada amaneció pintado de negro con aerosol. Repudio del PJ.

Desconocidos atentaron ayer contra el busto de bronce de Eva Perón que se encuentra en la explanada de la Casa de Gobierno de Entre Ríos, pintándolo totalmente de negro. Los productores entrerrianos que se manifestaron ayer al mediodía pertenecen a la Federación Agraria local y habían pasado la noch

e frente a la Casa Gris de Gobierno. Desde el Partido Justicialista de esta provincia ratificaron que el agravio se concretó durante la protesta qu

e ayer a la mañana realizaron sectores del campo liderados por Alfredo De Angeli, quienes tras marchar con camionetas, cosechadoras y tractores, descargaron granos en el ingreso a la Casa de Gobierno, arrojaron huevos y proyectiles y efectuaron pintadas en los muros. El PJ nacional, que conduce el ex presidente Néstor Kirchner, dio a conocer ayer sus quejas por lo que calificó como “un atentado contra el busto de Evita”.  [Seguir leyendo]

Martes, 16 de diciembre

d

e 2008

OPINION

EVITA, SÍMBOLO INSOPORTABLE

Por Rubén Dri *

Durante la protesta de la Federación Agraria entrerriana comandada por el líder sojero Alfredo De Angeli, en el 25° aniversario de la reimplantación de la democracia, pintaron de negro el busto de bronce de la compañera Evita que se encuentra en la explanada de la casa de gobierno de Entre Ríos. Acción cargada de denso contenido simbólico que expresa cabalmente qué se está dirimiendo en la lucha.

El ser humano no tiene una entidad determinada, fija, lograda, como los objetos. Es constitutivamente incompleto. Nunca es lo que es, siempre es lo que no es, y esto se aplica no sólo al ser humano individual, sino también y esencialmente al colectivo. Todo grupo humano transita el camino de su propia constitución, o sea, el de su identidad, que coincide con el de su propia creación.

La identidad es una tarea y un problema. En realidad, no existe la identidad, sino el proceso de identificación, en el cual juegan un papel fundamental los símbolos que, tanto en la historia del sujeto individual como en la del sujeto colectivo, aparecen hacia atrás como arquetipos y hacia adelante como ideales.

El vocablo “símbolo” tiene su raíz en el verbo griego symbállo, cuya traducción es “echar, poner juntamente, unir”, todo lo contrario de diabállo que significa “desunir, enemistar”. El símbolo une lo desunido, religa lo desligado. El símbolo es religioso o, al revés, la religión es simbólica. [seguir leyendo]

SEBRELI, Juan José Comediantes y mártires  [ensayo contra los mitos]

Es curioso cómo peronistas y antiperonistas coincidieron, según fuera para alabarla o atacarla, en la concepción tradicionalista de la mujer: los peronistas afirmaban que ella la encarnaba cabalmente y los antiperonistas decían, por el contrario, que había repudiado su feminidad por la libertad sexual de su primera época y por la incursión de la política, tarea considerada patrimonio exclusivo del varón.

Las limitaciones que la subordinan a Perón impedían la autonomización propuestas por David Viñas: “Debería haberse divorciado para asumir sola y en plenitud un movimiento político femenino, oponiendo al patriarcado un matriarcado”. Esta teoría sobre una Evita de izquierdas opuesta a un Perón de derechas, propedéutica de la invención de una Evita revolucionaria en los años setenta, no se ajustaba a la realidad. La diferencia entre ambos miembros de la pareja no estaba en la ideología sino en la personalidad: Evita era una fantástica -una “sectaria”, decía el propio Perón-, en tanto que él era un político realista y pragmático, frío y escéptico.

Esta versión del elitismo antiperonista fue repudiada por los peronistas históricos y, en especial, por las mujeres; Juanita Larrauri, presidenta de la rama femenina, decía: “El que hace elitismo no es ni más ni menos que un antipatria. Es un cretino”.

[…] no fue Evita el factótum del voto femenino. Nunca se había interesado por los derechos cívicos de las mujeres ni participó en los movimientos feministas anteriores al peronismo. Tampoco tuvo un papel esencial en las discusiones sobre el tema entre los peronistas. El voto femenino estaba en el programa electoral de Perón elaborado sin la intervención de Evita. Más aún, su primera presentación pública en un acto de mujeres en el Luna Park, a favor de la fórmula presidencial, el 8 de febrero de 1946, donde intentó hablar en reemplazo de Perón ausente, fue abucheada por el público femenino, que pedía la presencia del líder.

Durante los debates en el Congreso para la aprobación de la ley del voto femenino, la oposición recordó a Elvira Rawson de Dellepiani, Julieta Lanteri, Cecilia Grierson y Alicia Moreau de Justo como luchadoras por el derecho al voto de las mujeres; ningún diputado peronista, en cambio, mencionó  a Evita, y sólo una vez fue nombrada en la Cámara del Senado.

Promulgada la ley, le fue otorgada a ella como un regalo, y desde entonces se la apropió como si hubiera sido la autora. La falsificación histórica pudo más que la lucha durante décadas de las sufragistas, que fueron olvidadas porque Evita parecía ser la única pionera; aún muchas mujeres no peronistas caerían en el engaño.

[…] El feminismo, según Evita, se apartaba de la naturaleza misma de la mujer, que era “darse, entregarse por amor, que en esa entrega está su gloria, su salvación y su eternidad”. Paradójicamente, Evita quedaría como adalid de la emancipación femenina cuando en realidad fue una defensora acérrima de la visión machista y paternalista de la mujer.

SEBRELI, Juan José; Comediantes y mártires  [ensayo contra los mitos]. Debate, 2008

SEBRELI POLÉMICO

19 noviembre, 2008

Ya, por fin he leído la última obra de Juan José Sebreli, “Comediantes y mártires, ensayo contra los mitos”; Debate, 2008. [Premio Debate-Casa de América] y sus palabras tienen la lucidez de un gran pensador. Coloca a los mitos, Maradona, Gardel, Guevara y Evita, en el mundo de los humanos, con sus virtudes y debilidades, quitándoles todo el ropaje con el que se encuentran revestidos por sus adoradores.

Me permito sugerirles su lectura y como adelanto les propongo estos párrafos donde coloca los primeros fundamentos de su tesis. Espero que encuentren interesante su lectura.

Al creyente en un mito le está vedado analizarlo y explicarlo, debe limitarse a su fe y no tratar de razonarla porque el mito es inefable, se le siente o no. Para sus devotos, la comprensión de los mitos populares emana de una cualidad del alma, un misterioso instinto capaz de captar las esencias ocultas de la sabiduría ancestral de los pueblos, dones otorgados unos y negados otros por una suerte de predestinación orgánica. Esta sensibilidad popular es innata y no se puede adquirir, es una forma larvada de superioridad espiritual, a veces racial o étnica, al fin un elitismo al revés. Los intelectuales populistas proclaman que sólo la comunión con la sensibilidad popular permite percibir la emoción de los mitos populares. Éstos son misterios insondables que pueden sentirse pero no pensarse. Los mitólogos caen en el dogmatismo cuando niegan a los no creyentes el derecho a desmitificar y desacralizar sus creencias, los acusan de profanar lo sagrado, de cometer el sacrilegio de entrometerse con lo intocable. En los tiempos del “desencantamiento del mundo”, la reflexión crítica discierne entre lo racional y lo irracional del comportamiento humano, desenmascara las creencias supersticiosas, descubre la verdad oculta tras los ritos, a los hombres de carne y hueso detrás de las estatuas, la vida real distinta de la vida mística del héroe. [pág. 15] “Comediantes y mártires, ensayo contra los mitos”; Debate, 2008.

JUAN JOSÉ SEBRELI POLÉMICO

11 noviembre, 2008

A la espera de poder leer el libro, lo último publicado y conocido aquí en España de Juan José Sebreli Comediantes y mártires (Debate), adelanto lo que publica hoy El País. No dejen de leer los comentarios que muchos atacan sin mesura y sin conocimiento, creo, lo que afirma Sebreli, que ha tenido la valentía de cuestionar un mito, que para muchos tiene el valor cercano al que le dan las religiones a sus dioses, santos o santurrones. Que nadie se moleste cuando se cuestionan los dogmas, sólo que se busquen argumentos racionales no pasionales para defender las ideas, porque de los argumentos pasionales se pasa con bastante facilidad a los argumentos brutales. La línea que los separa es imperceptible. Ya les contaré del libro. Este fin de semana lo leeré.

Documento donde aparece una breve intervención de Juan José Sebreli en defensa de la libertad en Cuba.

Para saber más [+]

Para saber más [+]

He añadido la portada de dos de los títulos más significativos de Sebreli, quien junto a T. Todorov hacen una defensa singular de La Ilustración. Recomendables ambos libros.